domingo, 8 de marzo de 2009

Los asesinos del Presidente Lincoln




Abraham Lincoln (12 de febrero de 1809 - 15 de abril de 1865) fue el décimo sexto Presidente de los Estados Unidos y el primero por el Partido Republicano.
El 14 de abril de 1865, durante su última reunión Lincoln invitó al General Grant a un evento social para aquella tarde. Grant rechazó la invitación. Lincoln y su esposa salieron para asistir al teatro Ford, la obra era Our American Cousin, una comedia musical. John Wilkes Booth, un actor y simpatizante del Sur, sube al palco donde se encontraba el Presidente y le dispara un único tiro en la cabeza mientras grita “Sic semper tyrannis!” (”así siempre a los tiranos“, lema del estado de Virginia). El asesino aprovecha la confusión y salta del palco agarrándose de un telón que al rajarse arroja a John Wilkes Booth al suelo, hiriéndolo en la pierna. A pesar de ello consigue alcanzar cojeando su caballo y fugarse, el presidente, mortalmente herido y tras ser atendido por el médico militar Charles August Leale, presente en el teatro, fue llevado a una casa atravesando la calle donde entró en coma durante algún tiempo antes de fallecer diez horas después del atentado.
Booth acaba muriendo a manos de un policía doce días después. Varios de sus compañeros (se demostró más tarde que algunos de ellos eran inocentes) fueron finalmente capturados y ahorcados o encarcelados.
María E. Surratt, Lewis T. Powell, David E. Herold, y George A. Atzerodt y cuatro personas más fueron acusados de colaborar con Booth en el magnicio, pero solo las cuatro primeras fueron condenados a morir en la horca, ejecución que se llevó a cabo en en el fuerte McNair en Washington, D.C.
Félix Velasco